El arte del espionaje por parte de Microsoft

espionaje

El espionaje, un mal sin remedio

  Uno de los tópicos de la tecnología es aquel de aceptar los términos y condiciones de uso de los servicios  sin leerlos, esto es debido a la ansiedad de los usuarios por probar un programa, videojuego o sistema operativo, además si sumamos también  la longitud de ellos se reduce aún más los usuarios que se informan de  estos contratos entre la empresa y el usuario y que de media tienen unas 12.000 palabras.

 En el caso de Windows no iba a ser diferente que otros productos, al iniciar por primera vez nuestro querido sistema operativo tendremos que aceptar las condiciones impuestas por la empresa de Microsoft para poder acceder a el.

  Lo que tu y yo hemos aceptado es que Microsoft pueda asignar a cada uno de nosotros una identificación publicitaria asociada a la cuenta Outlook que tenemos que introducir en la configuración inicial de Windows 10, lo que hace este software que está localizado en las entrañas del sistema operativo es recolectar datos en casi todos los aspectos de nuestro uso diario: Skype, nuestras citas en el calendario, nuestra actividad en redes sociales, compras o cualquier archivo que subamos a OneDrive, a todo ello le debemos sumar Cortana, la inteligencia artificial que está a nuestra total disposición.

No todo está en nuestras manos

espionaje

  Para estar “más seguros” siempre podremos irnos a Configuración-Privacidad y revisar todas las opciones, rechazando aquellas que parezcan más preocupantes. Lo idóneo sería deshabilitar  y no utilizar ni Cortana ni Bing si queremos estar lo más “protegidos” posible ya que estos dos servicios tienen contacto directo con los servidores de Microsoft, por lo que si desactivamos todas las opciones y seguimos utilizando estas dos herramientas seguiremos enviando datos, incluyendo si los desactivamos en las preferencias.

  Aunque hacernos una propia configuración que se adapte a nuestras necesidades es un buen comienzo, esto no es suficiente ya que Windows 10 tiene la orden de hacernos caso omiso.

   Se han comprobado que por ejemplo Cortana, a pesar de desactivarlo sigue recibiendo una petición de Bing.com, solicitando un archivo que contiene tanto la información con lo que decimos o escribimos en el asistente virtual.

A parte de espionaje, fallos de seguridad

espionaje

  Uno de los problemas más importantes que están relacionadas con la privacidad y el  espionaje es que el envío de información se haga a través desde conexiones HTTP sin ningún tipo de encriptación, lo que puede crear puertas abiertas para delincuentes.

  Respecto a este tema Microsoft se ha posicionado varias veces asegurando que esto ocurre para hacer las actualizaciones más fáciles entre el sistema operativo y la compañía, lo que suena una simple excusa para que Microsoft pueda seguir haciendo lo que le plazca.

  Y a ti ¿realmente te importa tu privacidad? ¿O crees que los grandes medios exageramos en este sentido?

  Si te has quedado preocupado por este tema puedes seguir informándote viendo el vídeo que ha preparado mi compañero Diego para el Canal de TuWindowsMundo:

 

 

Daniel Jesús Alén García

Gran aficionado a la tecnología en general, mi gran aliado es mi propio "pc gamer" con Windows 10 PRO.

También te gustará...

2 Respuestas

  1. Juan dice:

    Yo no tengo puesta cuenta Microsoft en el equipo

  1. 11 Enero, 2017

    […] La privacidad es uno de los aspectos más importantes y criticados en la última versión de Windows, ya que se ha confirmado que la compañía de Redmond nos espía mediante sus servicios como Cortana o Bing, motivo suficiente para que muchos usuarios no hallan querido actualizar a Windows 10. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *